investigaciontango.com

 
  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

LOS CANTORES DE D' ARIENZO

E-mail Imprimir PDF

JUAN D’ ARIENZO Y SUS CANTORES 

Por

 

Carlos Taboada

 

Coleccionista e investigador de Gardel 

En la orquesta de Juan D´Arienzo cantaron grandes vocalistas. Algunos tuvieron dilatada permanencia en la agrupación mientras que otros en cambio pasaron fugazmente por la misma. Podemos decir que a pesar de haber tenido muchos y buenos, hubo dos que fueron emblemáticos. Los más recordados por su estilo y por su fuerza y calidad han sido: Alberto Echagüe, -quizá el que más supo representar el estilo D´ Arienzo- y Héctor Mauré por su pericia vocal y sus dotes interpretativas.           

En orden cronológico el primer cantor de D´Arienzo fue uno excepcional,  como Carlos Dante, quién en 1928, realizó con el maestro veintiocho grabaciones siendo las primeras de ellas, los tangos  "Callejas solo" de D’Arienzo  y "Llevátelo todo" de Sciamarella,  para el desaparecido sello "Electra", propiedad de Alfredo Amendola tío de D´Arienzo. También en ese sello, hay cantables por el entonces bandoneonista Francisco Fiorentino, quien  grabó como vocalista ocho placas discográficas, siendo la primera el tango "Victoria" y la última la ranchera "Al tranquito”, en el año 1929.            

Para el año 1934, el cantor era Rafael Cisca -Alejandro Fernández- el cual sin embargo no llegó a grabar ningún tema. Cisca grabó con Maffia y con Juan Canaro. En 1935 otro cantor, llamado  Walter Cabral se convirtió en el primer vocalista en grabar para las versiones de la orquesta en la casa "Víctor". En total llevó al surco cuatro temas, como la milonga “Silueta Porteña” y los valses “Un placer” “Tu olvido” e "Irene". Otro cantor, Mario Landi quién trabajó solamente para las presentaciones nocturnas de la orquesta, no llegó a grabar.  En 1936, apareció  Enrique Carbel quien llevó al disco un gran éxito de D´ Arienzo y Francisco Gorrindo, como el tango "Paciencia". Pero lamentablemente este cantor falleció cuando solo contaba con veintitrés años de edad.

En 1938/1939 comenzó la primera etapa de Alberto Echagüe, con la grabación del tango "Indiferencia" de Rodolfo Biagi y Juan Carlos Thorry, registro del cuatro de enero.  Cerró Echagüe lo que sería su primer ciclo en la orquesta con el tango de Rafael Iriarte y Julio Navarrine, "Trago amargo",  en  diciembre de 1939. La segunda etapa de Echagüe con la orquesta, comenzó tres años y medio más tarde precisamente el siete de julio de 1944 con la grabación del tango "Después", de Hugo Gutiérrez y Manzi, siendo la última grabación en este nuevo ciclo: "Yo me quedo con el tango",  realizada el 13 de marzo de 1957. El último y definitivo paso por la orquesta  del maestro Juan D´Arienzo lo tuvo entre los años 1968-1974. El total de registros grabados por Echagüe con la orquesta fue de 135 temas, algunos de los cuales fueron muy populares,  como "El hipo" o "El tarta", entre otros.

De 1940 a 1942 intervino como vocalista de la orquesta, el cantor Alberto Reynal quién grabó dieciséis temas  destacándose  la milonga "Salí de perdedor" y el tango "Vidas marcadas". También en 1940 actuó con la agrupación el cantor Carlos Casares, quién grabó solamente tres temas.

En el mismo año, llegaría a la orquesta Hector Mauré,  quien llevaría al disco con el maestro D´Arienzo un total de cincuenta grabaciones siendo la última el 21 de julio de 1944. Podemos recordar entre otras creaciones de este binomio ejemplar, las grabaciones de  los tangos “Infamia” y “Uno” de Discépolo (el segundo con música de Mariano Mores); “Sobre el pucho” de Piana y José González Castillo, “Nunca más” de los hermanos Francisco y Oscar Lomuto, “Si la llegaran a ver” de Mores y Cadícamo, “, “Amarras” de Carmelo Santiago, “Humillación” de Rodolfo Biagi y Carlitos Bahr, “Lilián” de Héctor Varela, “Cicatrices” de Avilés y Maroni y “El olivo” de Scatasso y Cabral.   Entre las milongas, podemos recordar su notable versión de “Tirando a matar”, de Pintín Castellanos, y entre los valses, “Cuatro palabras” de Miguel Bucino.  Al desvincularse de D´Arienzo, Mauré emprendería una prolífica carrera como solista tanto con su propia orquesta como con el acompañamiento de magistrales guitarristas y alcanzaría un enorme suceso producto de su extraordinaria calidad como cantante, pero además por su exitoso renombre adquirido por su paso por la orquesta de D´Arienzo, donde alcanzó reconocimiento nacional e internacional entre los países vecinos.

Entre 1942/43, otra voz, la de Juan Carlos Lamas, llevó al disco once temas. Para 1944 se incorporaría al conjunto Armando Laborde, otro cantor de preponderancia en la orquesta de D´Arienzo que en diferentes etapas grabara 136 temas con el director.

Entre 1950/51, el cantor sería Rodolfo Lemos quién llevaría al disco solamente siete temas. Por su parte, Mario Bustos estuvo solo dos temporadas con el conjunto, de 1957 a 1959, llevando al surco 36 piezas. Una de ellas, la milonga “Baldosa floja” de Florindo Sassone y Julio Bocazzi con letra de Dante Gilardoni, a dúo con Jorge Valdéz, fue un éxito memorable. Jorge Valdéz permaneció junto al maestro por varias temporadas entre 1957 y 1965. Valdéz registró con la orquesta 112 grabaciones, muchas de ellas de gran repercusión popular. A modo de ejemplo se podría citar el viejo tango "Chirusa" del propio D’Arienzo con versos de Nólo López, que desempolvaron del olvido,  haciéndo Valdéz,  un éxito colosal.

De 1960 a 1963 sería vocalista de la agrupación, Horacio Palma  quien grabó 36 temas. También integraría la orquesta entre 1962/63 el cantor Hector Millán quién grabó nueve versiones. La etapa final de la orquesta (1965 a 1974), contó con el aporte vocal de Osvaldo Ramos quien llevaría al disco 56 temas, como así también se enriqueció con el regreso de Alberto Echagüe y Armando Laborde, siendo estos, los últimos cantores de la orquesta del "Rey del Compás".

 Juan D´Arienzo supo además acompañar con su orquesta  a figuras de la talla de Libertad Lamarque en los temas "Y todavía te quiero" y "Cantemos corazón", al cantante chileno Antonio Prieto en "La calle del pecado" y “Después de la boda". También grabaría con el maestro D´Arienzo otra reconocida cantante chilena, Mercedes Serrano, los temas "Nada más" y "Con alma de tango". Todas estas grabaciones fueron realizadas con carácter especial para promocionar las versiones de los cantantes mencionados, siendo D’ Arienzo, convocado por la “Víctor”, para prestigiar los acompañamientos musicales con su notable orquesta típica.      

Actualizado ( Domingo, 04 de Julio de 2010 17:05 )  

Buscador

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy21
mod_vvisit_counterAyer238
mod_vvisit_counterEsta semana736
mod_vvisit_counterEste mes259
mod_vvisit_counterTodos204933