investigaciontango.com

 
  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

ELEUTERIO YRIBARREN

E-mail Imprimir PDF

 

  ELEUTERIO YRIBARREN

Y LOS ORIGENES

DE LA JAZZ BANDEN LA ARGENTINA 

Por MARIO VALDÉZ  

Violinista, compositor y director de orquesta, también pianista y  ejecutante de varios instrumentos de viento, nació en Navarra, España, circa 1890, y falleció en Buenos Aires el 25 de octubre de 1932. Citado las más de las veces por los compiladores, váyase a saber porqué,  como Eleuterio Iribarren.  

Comenzó a estudiar música en San Sebastián contando siete años de edad, cursando solfeo, teoría y armonía en la Academia Nacional de Música. Con el tiempo, tras la inauguración de la Academia de Bellas Artes, pasó a estudiar violín con el maestro Alfredo Larrocha, perfeccionando en Francia  sus conocimientos de este instrumento, pues fue aceptado como alumno por  el maestro Philippe Sandré, discípulo del gran maestro belga Thompson, y finalmente en el Royal College of Music de Londres, donde tuvo por maestro al célebre compositor y director de orquesta español Enrique Fernández Arbós (1863-1939). 

Llegó a Buenos Aires en 1912, contratado en París para el “Petit Salón”, y actuó con gran éxito hasta 1914, pasando al “Royal Pigall” de la calle Corrientes vereda impar, donde fundó la primera Jazz-Band que se oyera en Buenos Aires, compuesta por elementos norteamericanos y nacionales. Desde entonces la “Jazz-Band de Eleuterio Yribarren” actuó continuamente en el referido “Royal Pigall”, el “Casino Pigall” de Maipú entre Sarmiento y Corrientes (altos del teatro Casino), el “Armenonville” de Avenida Alvear (hoy Libertador General San Martín) y Tagle, vereda Este;  en el “Restaurant Florida” y en los carnavales durante cinco años en el teatro de la Ópera, Corrientes 860, sala que había sido construida en 1872 por el empresario Antonio Pestalardo para la escena lírica, reconstruida en 1886 por el propietario don Roberto Cano, quien lo inauguró el 16 de mayo de 1889.  

Hacia 1917 dirigió orquesta tzigana, actuando con ella en el “Royal Pigall” durante ese año y el siguiente. En 1923 grabó para el sello “Electra” y luego para los “Discos Nacional Odeón” de la casa Glucksmann al frente de su “Jazz-Band” que se llamó en distintos períodos “American Jazz Band” y “Red Hot Panamerican Jazz”. 

 En 1924 hizo un viaje de descanso a Francia y España, donde estuvo varios meses. A su regreso se dedicó exclusivamente a la grabación de discos para la Casa Max Glücksmann, habiendo llegado a imponer la “Jazz-Band Yribarren” en la venta de discos con idéntico éxito al que siempre tuviera en público. Cumplidos sus compromisos, firmó contrato para actuar en la Casa Harrods y en el Restaurant “Ta-ba-ris” desde principios de 1925.  

Fue uno de los pioneros del jazz en tierras rioplatenses. La “Jazz-Band Yribarren” fue, sin duda, de todas las orquestas americanas que existían en el país en la década de 1920, la más antigua, y la que mayor actuación tuvo entre 1915 y 1925, considerándose que su director Eleuterio Yribarren fue el verdadero fundador de las orquestas americanas en Buenos Aires.

 Al frente de su orquesta actuó en las salas más lujosas, entre ellas el referido “Tabaris”, y bajo su dirección se han formado y popularizado los principales ases del género de la referida década, contándose entre ellos los grandes violinistas Manlio Francia (29-06-1902; 07-05-1981) y Enrique Mizes (22-06-1898; ¿?), y el creador del mundialmente célebre vals “Las tres de la mañana”, el exquisito pianista Julián Robledo, quien al enfermar fue  reemplazado por Oscar Fredericksen, un danés criado en los Estados Unidos.

 

Musicalizó las primeras películas parlantes argentinas, componiendo los cantables de las mismas, como “Corazón ante la ley”, de 1929, en la que el actor Miguel Gómez Bao interpretó su tango “Chinita”, y “El Cantar de mi Ciudad”, hacia 1930. Recordemos que “Chinita”, con letra de Enrique Carrera Sotelo fue grabado magistralmente por Carlos Gardel con las guitarras de Barbieri, Riverol y Aguilar, y asimismo por la orquesta del maestro Francisco Canaro para la casa Odeón.  

Obra: En 1925 finalizó de componer una revista en colaboración con el maestro José Vázquez Vigo, música original de ambos. Y de sus composiciones  diremos que todas fueron de gran éxito en su momento.

 

-“Chinita”, tango, letra de Enrique Carrera Sotelo.

-“Corazón ante la ley”.  

 -“Don Quijote”, paso doble.

-“El Cantar de mi Ciudad”, fox-trot. Julio Korn, 1932. De “El Cantar de mi Ciudad”, una de las primeras películas parlantes  del país. -

“Ensueños”, vals. Julio Korn, 1932. De “El Cantar de mi Ciudad”.

-“Gatito negro”, shimmy. Juan E. Rivarola, circa 1924.

-“Gitana”, paso doble. Julio Korn, circa 1927.  

-“La Canción del amor”, vals. Julio Korn, 1932. De “El Cantar de mi Ciudad”. 

 -“Lo que dura una rosa”, shimmy, que figuró en el Concurso de 1924 del Gran Splendid Theatre.

-“Pantaleón”, fox-trot humorístico que puede compararse a los más famosos del repertorio americano, música del descollante compositor y jazzman Eleuterio Iribarren (sic), con una letrilla interesante y pintoresca de Francisco Bastardi. Julio Korn, 1930. “Los éxitos del momento”. Adquiérala en todas las casas del ramo. -“Sirenas”, foxtrot-shimmy. Breyer, circa 1914.  Fue grabado por Francisco Canaro Canaro con gran éxito. 

 

Actualizado ( Domingo, 06 de Junio de 2010 01:15 )  

Buscador

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy148
mod_vvisit_counterAyer111
mod_vvisit_counterEsta semana148
mod_vvisit_counterEste mes1188
mod_vvisit_counterTodos458990