investigaciontango.com

 
  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

CARLOS DI SARLI PARTE I

E-mail Imprimir PDF

 

 

 

 

ANUNCIO PRELIMINAR

 

 

CARLOS TABOADA NOS BRINDA EN EXCLUSIVA UNA SERIE DE ARTÍCULOS

SOBRE EL MAESTRO CARLOS DI SARLI

DANDO INICIO A ESTOS TRABAJOS CON UNA RESEÑA ARTÍSTICA

DEL MÚSICO BAHIENSE QUE ABARCA DESDE SUS PRIMEROS PASOS EN EL

TANGO  HASTA 1930.

POSTERIORMENTE, SE PUBLICARAN LAS PARTES COMPLEMENTARIAS DE ESTE ENSAYO, QUE VERSARÁN SOBRE LAS ACTUACIONES DE DI SARLI DESDE 1930 A 1939; SU ORQUESTA EN LOS AÑOS CUARENTA; SUS FORMACIONES ORQUESTALES; SUS CANTORES; DISCOGRAFÍA Y LISTADO DE COMPOSICIONES CON TODOS SUS LETRISTAS

 

 

INVESTIGACIONTANGO DEDICA ESTA RESEÑA

AL GRAN COLECCIONISTA DISARLIANO

GABRIEL TZAL.

 

 

CARLOS DI SARLI

"El señor del tango"

Parte I

(1903-1930)

 

por Carlos Taboada

Coleccionista e investigador de Gardel

 

 

Cayetano Carlos Di Sarli.

Bahía Blanca 7 de enero de 1903- Buenos Aires 12 de enero de 1960.

Pianista, compositor, director.

Hijo de Miguel Di Sarli y Serafina Russomano, Cayetano comenzó desde muy niño a sentir afinidad por la música, específicamente por su instrumento predilecto, el piano. Su primer maestro fue el párroco de la iglesia de su barrio, que tocaba indistintamente piano y armonio. Posteriormente estudió con Enrique Guzmán.

A los trece años fue contratado por Mario Manara, un italiano amigo de su padre  que en Santa Rosa, había construido una confitería y un cine y precisaba un pianista. Recomendado por su padre obtuvo así, su primer trabajo como profesional de la música. Fue en ese tiempo que dejó de usar el nombre de Cayetano, pasando a ser para siempre Carlos Di Sarli. Allí, en esa localidad pampeana trabajó dos años, desde 1916 hasta 1918. Su labor consistía en acompañar las películas mudas por la tarde y desarrollar su pasión tanguera por las noches en la confitería.

En 1919,  ya de vuelta en Bahía Blanca, comenzó a tocar en el "Café Paulista" y  en los bares del puerto de Ingeniero White.  En ese año, formó su primer conjunto que tendría un gran éxito en el "Café Express", sito en la esquina de Zelarrayán y Buenos Aires en pleno centro  de su ciudad natal. Como en el café no contaban con un piano, Di Sarli llevó el suyo de su casa. Por la amplia aceptación del público permaneció tocando con su agrupación por el término de dos años. Durante todo ese lapso, el piano familiar permaneció en el café.

Al terminar su actuación en el "Café Express", pasó con su orquesta al "Café Moka" de la calle O'Higgins 50; luego emprendió una gira por La Pampa, Córdoba, Mendoza, San Juan y Salta.

En 1923, decidió probar suerte en la gran capital. El tango era un suceso fenomenal en Buenos Aires. Di Sarli llegó con su sueño de triunfo y trajo además su primer composición: el tango "Meditación" que escribiera en 1919. Su Hermano Nicolás, barítono que llegaría a tener cierto prestigio, viajó con él. Esto era para Carlos una salvación ya que no tendría que andar en busca de algún contrato en cafetines de mala muerte, ya que su hermano venía a cantar y él lo secundaría desde el piano, como también hizo lo propio con los tenores Abele De Angelis y De Francheschi en el teatro "Politeama" de Corrientes y Paraná. Posteriormente acompañaría también a su tío materno, el famoso tenor uruguayo Tito Russomano,  en el desaparecido "Teatro Marconi".

Un pariente suyo,  fue Albérico Spatola, gran hombre de tango, excelente pianista, y compositor del tango “El 13”, que luego sería  director de la banda de la policía de Buenos Aires, quien le presentó al eximio bandoneonista Anselmo Aieta, cuando éste estaba por inaugurar la sala del cine San Martín de Flores en 1924. Di Sarli se sumó entonces a las lineas del genial compositor.

Posteriormente actuó con la orquesta de Juan Pedro Castillo conocido como "El Popular", con quién trabajaría sucesivamente en el restaurante "El Tráfico"  y en los cafés: "El Imperio", "El Germinal" y en el cabaret "Casino Pigall".

También fue parte del trío del bandoneonista Alejandro Scarpino, junto al violinista Lorenzo Olivari, acompañando a los cantantes de Radio Cultura. En 1925 ingresó al sello “Electra” junto con Aieta, donde además de acompañar a varios intérpretes desde el piano, reemplazaba a Francisco Pracánico, cuando éste dirigía la orquesta sin ejecutar. También formó parte de un sexteto para tocar en el "Chantecler". 

II  

José Pécora,  que era violinista de una de las cuatro orquestas que tenía Osvaldo Fresedo en 1926, lo presentó con "El pibe de la Paternal", quién lo puso al frente de una formación que inauguró el" Teatro Fénix" de Flores.

En agradecimiento a ese gesto, Di Sarli compuso el tango "Milonguero viejo" en honor a Fresedo. El tango se difundió rápidamente y en 1927 Juan Maglio "Pacho" lo llevó al disco, en el que participó como invitado el propio Di Sarli. Fresedo lo registró con su pianista José María Rizzutti, quien a su vez, le llevó al disco en un solo de piano inédito comercialmente, su pieza primera: el tango "Meditación".

Poco después el letrista Enrique Carrera Sotelo –autor de los conocidos tangos “Patadura” y “Esta vida es puro grupo”-, le escribió los versos a “Milonguero viejo”, que grabara  Ignacio Corsini en 1928.   El ciclo en el "Teatro Fénix" duró dos meses.  El estribillista de la orquesta era un joven que luego se convertiría en galán del cine nacional: Juan Carlos Thorry.

Al finalizar su trabajo con Fresedo, Di Sarli formó su primer sexteto para actuar en el "Charlestón" de La Boca por un lapso de cuatro meses. Estamos en 1926.  

El pianista Humberto Canaro debía formar una agrupación para tocar en el café Guarany, pero por cuestiones personales, no podía ser de la partida, pero asimismo, no quería perder las fuentes de trabajo. Por ello, le recomendó a José Pécora que buscara un instrumentista para que lo supliera desde el piano. Inmediatamente, Pécora convocó a Di Sarli para el puesto, y el resto de los integrantes del conjunto, reconocieron el talento musical del compositor bahiense y le encomendaron la dirección de la orquesta típica. De esta manera, Di Sarli debutó con su conjunto  en el centro de Buenos Aires.

El "Café Guarany" estaba ubicado en Lavalle entre Suipacha y Esmeralda, donde la gente se agolpaba desde la vereda, en la medida que el bar quedaba siempre desbordado de público. Además, Di Sarli inauguró el "Cine Renacimiento" en 1927 y trabajó simultáneamente en el café, como en el cine y en "Radio Cultura".

Para 1928,  fue contratado por la "Víctor". Su primer disco publicado fue el tango "T.B.C” de Edgardo Donato y "La Guitarrita" de Eduardo Arolas.  

En 1929, Di Sarli y su sexteto actuaron en el cabaret "Follies Bergere". En ese prestigioso local, se estrenó el tango de Discépolo "Soy un arlequín" cantado por Tania, acompañada por el sexteto. De esa época proviene la gran amistad entre Tania, Discépolo y Di Sarli, quien asesoraba musicalmente al poeta y acostumbraba a pasarle la música al pentagrama. Fue así que en 1930, escribieron “Yira yira”.  En 1929, también trabajaría su conjunto en el balneario "El indio" de Vicente López, muy en boga en aquellos años.

Hacia 1930, también acompañó a la cancionista Mercedes Carné para la casa Brunswick, aunque su nombre no figuraba en la etiqueta de los discos, por los compromisos contractuales asumidos con la empresa Víctor.  

Actualizado ( Sábado, 03 de Abril de 2010 17:11 )  

Buscador

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy24
mod_vvisit_counterAyer151
mod_vvisit_counterEsta semana175
mod_vvisit_counterEste mes2457
mod_vvisit_counterTodos487062