investigaciontango.com

 
  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

JUAN D´ARIENZO EN SUS INICIOS

E-mail Imprimir PDF

JUAN D´ARIENZO

EL REY DEL COMPÁS

DETALLE DE SUS INICIOS MUSICALES

Pablo y Carlos Taboada 

D´ARIENZO, JUAN

(Buenos Aires, 14 de diciembre de 1900- 14 de enero de 1976)

“El Grillo”- “El Ñato”.

Violinista, compositor y director de orquesta típica. Emblema del tango. Difusor masivo de nuestra música.

1.    LA FAMILIA D´ARIENZO. LAS TIENDAS DE MÚSICA. ANGEL D’ AGOSTINO.  

Juan D´Arienzo nació en el barrio porteño de Congreso, en Victoria (hoy Hipólito Yrigoyen) y Cevallos, el 14 de diciembre de 1900. Hijo mayor de una familia italiana afincada en la Argentina desde fines del siglo XIX, fueron sus padres Alberto y Doña Amalia Améndola, de inmenso parecido físico a su hijo Juan. Doña Amalia, era hermana de otro importante empresario de la fonografía argentina, Don Alfredo Améndola.  Alberto D´Arienzo era representante comercial de dos casas famosas de aquellos años y logró un buen pasar económico para su familia, que pronto se extendió con otros dos descendientes: Ernani y Josefina. Ernani fue pianista y baterista de jazz y Josefina, también pianista, llegó a ser soprano, ya que cantaba muy bien las canciones líricas.  

La famila D´Arienzo vivió en Balvanera muchos años, más precisamente en la calle Pichincha 528. Juan asistió a la escuela primaria sita en México y Pichincha y también cursó algunos años del bachillerato en el colegio Mariano Moreno.  

En cuanto a su vocación musical, comenzó estudios de piano en el conservatorio Mascagni  de Paso e Independencia y luego se dedicó al violín en el conservatorio Altiban-Piazzini y ser perfeccionó con los maestros Pane y Fassano.  

D´ Arienzo fue un prodigioso violinista infantil. Ya en 1911, fue contratado para tocar los domingos -por cuatro pesos la función- en el teatro infantil del Jardín Zoológico. D’Arienzo al violín y Angel D´Agostino al piano, tocaron de niños en ese escenario por los años 1911-1912.  Desde su temprana infancia fue íntimo amigo de Angel D´Agostino.

En la adolescencia, mientras estudiaba el bachillerato, trabajó como vendedor de música en la famosa tienda de Avelino Cabezas. Aprendió allí el oficio del comercio vinculado al negocio musical, razón por la cual, como él mismo reconoció alguna vez, obtuvo una amplia visión comercial para el negocio de la música. En este sentido, compartió con Canaro, Lomuto, Firpo y Fresedo, la virtud de tener una muy buena perspectiva para promocionar y cotizar muy bien a nuestro tango.  

Pero en ese pasado desconocido, antes de ser el gran director que de hecho fue, trabajó como asesor en la casa de música de Taurell en Sarmiento y Cerrito. Allí probaba pianos y violines y hacía escuchar la música de moda para promocionar la venta de discos, partituras e instrumentos musicales. D´Agostino también trabajó allí con D´Arienzo, donde afianzaron su amistad nuevamente.  

En 1916, ofreció algunos recitales privados en dúo de piano y violín junto a Eduardo Bonessi.  

La familia D´ Arienzo viajó con sus hijos varias veces a Europa en tren de vacaciones. Alberto quería que su hijo mayor fuera abogado comercialista, pero la vocación musical de Juan, apoyada por la madre, le hizo abrir paso en el terreno del arte popular.  

SUS INICIOS EN 1918. CARLOS POSADAS. EL MOCHO. SU ETAPA COMO MÚSICO EN LOS CINES Y LA JAZZ BAND 

Por intermedio de Domingo De Bassi, tío de los hermanos Arturo y Antonio De Bassi-, se vinculó al gran compositor de la guardia vieja, Carlos Posadas y se sumó a la orquesta de este prestigioso tanguista, en calidad de segundo violín. Trabajó unos meses con el creador de “Cordón de oro”, “Retirao” y tantos éxitos, en el Teatro Avenida, en la orquesta de la compañía de Maria Penellas y Esperanza Iris, pero el maestro Posadas falleció repentinamente. 

 Tras la muerte de Posadas, entre 1919 y 1920, ofreció su dueto en piano con D´Agostino para integrar la compañía teatral de Arata-Simari-Franco y también secundaron por varios salones de baile de Buenos Aires, al gran bailarin “El Mocho”, con su compañera “La Portuguesa”.  

En 1921, las bandas de jazz animaban la música de los cines mudos. En esa circunstancia, el joven D´Arienzo integró junto a Eugenio Nóbile, la dupla violinistica de la Select Jazz-Band, orquesta estable del cine homónimo. Allí tocaban junto a Miguel De Matteo, Rafael Cosentino y Francisco Ferraro. De esas señeras actuaciones como músico de jazz, le proviene el apodo de “El grillo”.  Del Select, pasaron al Cine Real en 1922.

En 1923, se sumó como violín al conjunto del gran director de jazz, Nicolás Verona, gran ejecutante de banjo, y donde Lucio Demare ejecutaba el piano a veces. En 1924, formó parte de la orquesta “Iberia” de Cauvilla Prim, donde tocaba preferentemente música española. De esos tiempos, data la composición de un shimmy por parte de D´Arienzo; me refiero a “Little your mouth” (“Tu boquita”), la que debe ser su primera obra editada.   

En 1925, el Cine Paramount lo convocó para animar las proyecciones cinematográficas, pero en la ocasión, con una orquesta típica, que integraban Angel D´Agostino al piano; los hermanos Bianchi en bandoneones; D´Arienzo y Alfredo Mazzeo en violines y José Puglisi al contrabajo.  Al poco tiempo, Lechuguita Bianchi abandonó el conjunto y lo reemplazó, ya en condición de director, el gran maestro Anselmo Aieta. Rebautizado el conjunto como Aieta y sus Ases, extendieron su fama durante los años 1926 y 1927. La orquesta estaba compuesta por Luis Visca en el piano; D’ Arienzo y Cuervo en violines; Aieta y Navarro en fueyes y Alfredo Corletto en el contrabajo. Trabajaron numerosas noches en el Cine Hindú.  Por esos tiempos, alternó también su trabajo como violinista con la agrupación que dirigía el maestro Francisco Pracánico.

En ese mismo 1927, D´Arienzo y Visca se desvincularon amistosamente de Aieta y formaron una agrupación propia que siguió actuando en el Hindú: Visca al piano, Domingo Moro y  Juan José Visciglio en bandoneones; D´Arienzo y Mazzeo en violines; Nerón Ferrazano en el violoncello; Corletto en contrabajo y Carlos Dante como cantor.  

En 1928, Visca viajó a Europa, y lo reemplazó momentáneamente, Juan Carlos Howard. D´Arienzo sin Visca, actuó en el cine Río de la Plata de Gaona y Parral y por las trasnoches, trabajó en el cabaret “Florida” (“Florida Pigall”) de la Galeria Güemes. Cuando volvió Visca después de algunos meses, retomó el piano y la co-dirección, actuando simultáneamente en el Chantecler y en el Florida.  

En el interín del viaje de Visca, D´Arienzo fue llamado por su tio Améndola,  para grabar discos en la marca “Electra”, donde efectuó sus primeras grabaciones. La orquesta que grabó en los años 1928-1929 fue la siguiente: Vicene Gorrese al piano; D´Arienzo, Alfredo Mazzeo y Luis Cuervo en violines; Ciriaco Ortiz, Nicolás Primiani, Florentino Octaviano en bandoneones; Juan Puglisi en contrabajo. Carlos Dante como cantor. Luego, Fiorentino se sumó a los bandoneones  en lugar de Ortiz y dejó algunas grabaciones como estribillista. Nicolás Vaccaro participó en otras grabaciones, en lugar de Gorrese.  De esas placas se recuerdan entre otras obras: “Callejas solo” tango de su autoría, rebautizado luego como “Nada más”, “Quejas del suburbio”, “Funyi claro”,  “Esta noche me emborracho”, “Siga la farra”, “Chorra”, “Volvé al cotorro”, “Sandia calada”, “Chirusa” (también de su cuño compositivo), “Reíte mujercita”, “La cumparsita”, “Llevátelo todo”, (en estos temas cantando siempre Dante); “Victoria”, “Pilchas fuleras” y Soy un arlequin”; entre otros (cantados estos últimos por Francisco Fiorentino). También grabó varias rancheras y valses. Pero también, en calidad de orquesta acompañante, secundó varios discos de Carlos Dante y de Raquel Notar, como cantantes solistas.  

Al morir el padre de Visca, este se retiró del ambiente por varios años, quedando D´Arienzo una vez más, al frente de la orquesta, que se afianzará a partir de 1930, en el cabaret “Chantecler” de la calle Paraná 440, entre Corrientes y Lavalle, donde actuará hasta su cierre definitivo en 1960.  

A ese centro nocturnal, templo del tango, concurrían para escuchar y bailar con D´Arienzo, entre otras figuras: Carlos Gardel, -donde compartieron buena amistad-, Leguisamo, José Razzano, Celedonio Flores, Cadícamo, Pepita Avellaneda, -la legendaria cancionista del tango orillero que trabaja allí como empleada- y con los años, toda la colonia del tango, sin excepciones.  

Su fama era tan grande, que en 1933,  cuando Argentina Sono Films filmó su primera proyección, (me refiero a la película "Tango" de Luis Moglia Barth), D´Arienzo fue llamado para integrar la nómina de orquestas de la cinta y de manera grandilocuente para la época, casi de prueba del cine sonoro, se logró filmar la actuación de la orquesta en vivo desde el propio Chantecler. D´Arienzo, que ejecutaba en la escena el violín, tocaba el tango “Chirusa” de su musa creadora.  

En 1934, se sumó al conjunto el vocalista Rafael Cisca, que no alcanzó a grabar. Radio Fénix lo contrató para transmitir las audiciones en vivo desde el Chantecler.  En 1935, la casa Víctor, aprovechando el éxito de público de D´Arienzo en las noches de esa casa de baile, le ofreció un contrato que duraría toda la vida, siendo el biografiado, uno de los artistas que más discos vendiera en la historia del sello en la Argentina.  

El estilo de D´Arienzo a partir de los discos Víctor, acentuó su fama e inauguró musicalmente hablando, una nueva etapa sonora del tango, que hará capote en la década del cuarenta. Pero esa historia, puedan leerla en el artículo general sobre D´Arienzo, inserto en esta misma sección.

Actualizado ( Domingo, 08 de Diciembre de 2013 18:40 )  

Buscador

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy5
mod_vvisit_counterAyer121
mod_vvisit_counterEsta semana790
mod_vvisit_counterEste mes3591
mod_vvisit_counterTodos407941