investigaciontango.com

 
  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

ALFREDO LE PERA III

E-mail Imprimir PDF

ALFREDO LE PERA

TERCERA PARTE

Por Pablo y Carlos Taboada 

 

1. LE PERA Y SUS PELÍCULAS EN LOS ESTADOS UNIDOS 

La primera película Paramount de Gardel-Le Pera en Norteamérica fue “Cuesta abajo”, filmada en Long Island en la segunda quincena de mayo de 1934. Le Pera tuvo a su cargo el argumento, los diálogos y la letra de las canciones. Alfredo argumentó muy bien el guión, con diálogos eficaces, sosteniendo un desarrollo dramático elevado. Según cuenta su hermano José, “El libro cinematográfico escrito por Le Pera fue prácticamente mutilado por el director de producción, sencillamente por ceguera, no, por cierto, por finalidades técnicas ni económicas. Las notas típicamente criollas, los rasgos más humanos y dramáticos de “Cuesta Abajo” desaparecieron del celuloide en una deshumanización de gusto americano”. El director de la cinta fue nuevamente Louis Gasnier, cineasta del cual Le Pera no guardaba los mejores recuerdos.

En la película se oyen varios títulos del repertorio de Gardel-Le Pera. El Mago cantó el tango que motivó la obra, cuya sentencia: “Si arrastré por este mundo la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser”, convierte a Le Pera no solo en un poeta profundo, sino además en un interesante filósofo existencialista del tango. Existen algunas referencias por las cuales podríamos suponer que Le Pera tenía semi-escrito este tango desde las filmaciones francesas, pero prefirió guardarlo para desarrollar la trama de una película completa como de hecho sucedió después.

Otras obras de la película fueron temas no menores en la historia del tango como el caso de “Mi Buenos Aires querido”, otra letra notable que le debemos al genio de Le Pera. El vals “Amores de estudiante” y la cifra “Criollita decí que sí”, forman parte de las restantes piezas que cantó Gardel, a la que se le debe agregar “Impía” o “Por tu boca roja”, versión que Gardel no llevó al disco comercial y el estilo “Olvido” cantado en el filme por el cantor Carlos Spaventa y la zamba “En los campos en flor”, cantada por el Dúo Spaventa-Demoia.

Inclusive Le Pera, ofreció en esta película un pequeño papel cinematográfico. Hacía que peleaba con Gardel, en los pasillos del cabaret danzante, donde el cantor se lucía bailando con Mona Maris.

“El tango en Broadway” fue la segunda película de GARDEL- LE PERA en los Estados Unidos, rodada tras la finalización de “Cuesta abajo”. Durante la filmación de la misma se produjo un gran altercado por los continuos cortes y correcciones intolerables para Le Pera que terminaron con el alejamiento del director Louis Gasnier de los estudios de la Paramount. Nótese como tenía que luchar Alfredo para poder lograr un contenido más acorde a las aspiraciones suyas y de Gardel para mejorar sus proyectos cinematográficos.  

Le Pera escribió para este filme un argumento liviano en paso de comedia, con pasajes cómicos de alto vuelo, y una fina caracterización de cada uno de los personajes, sobre todo el de Gardel (Alberto Bazán) y el del famoso tío “Don Indalesio”, recreado muy bien por Jaime Devesa. En esta película Gardel cantó todas letras de Le Pera: “Rubias de New York”, “Golondrinas”, “Soledad” y “Caminito soleado”.

A cargo de la vicepresidencia de la Éxito (la empresa productora de Gardel y Le Pera con otros capitales privados y socia de la Paramount para estos rodajes), trabajó no solamente en la confección de los libretos de las películas sino en el armado mismo de la producción, como un ejecutivo de la meca del cine. En esa condición, reclutaba artistas, negociaba contratos, mantenía relaciones con otras empresas que tentaban al cantor para filmar bajo otros sellos (Gardel en una carta cuenta que rechazó un contrato de la “Fox”) y también abría caminos comerciales para la distribución de las mismas por los países de habla hispana. Cuando Gardel partió a Europa en 1934, Le Pera se trasladó a Centroamérica para negociar la colocación y difusión de las películas, estando radicado un tiempo en Panamá. Cuando Gardel regresó a los Estados Unidos, el autor y socio, se aprestó a volver al lado del cantante.

Antes de fin de año Le Pera escribió un argumento aparentemente reducido de “Luces de Buenos Aires”, para la escena criolla inserta en la película “Cazadores de estrellas”. Gardel cantó allí otras dos obras de la dupla con Le Pera: el tango “Amargura” y la canción criolla “Apure delantero buey”. En la entrada pertinente a “Cazadores de estrellas”, daremos a conocer más detalles de los varios cortos que Gardel-Le Pera filmaron para la ocasión, en virtud de los distintos países donde la película iba a exhibirse.

Ya en la temporada 1935, Le Pera produjo otras dos películas con Gardel bajo la égida de la Éxito y distribución “Paramount”: “El día que me quieras” y “Tango bar”.  “El día que me quieras” fue el más logrado de sus trabajos. Le Pera construyó una historia romántica, con un fuerte contenido dramático  y con reminiscencias melancólicas, que redundó en beneficio de Gardel como intérprete. El cantor mostró un salto cualitativo importante al estar afirmado en un muy buen libro cinematográfico. Para esta película se contrató a la actriz mexicana Rosita Moreno -de gran trayectoria en Hollywood-, y al joven director John Reinhardt con buenos antecedentes y que además dominaba correctamente nuestro idioma.“Reinhardt, estaba bien enterado del libreto, pues Le Pera se había visto a menudo con él , y ambos tuvieron la amplia oportunidad de comentar su contenido”, cuenta Terig Tucci en sus memorias.

Como decía Don Héctor Ernié, el binomio acostumbraba a escribir el argumento, guión, música, letra y gestar las películas en quince o veinte días, surgiendo un manantial de inspiración inagotable: para esta obra fílmica le debemos al dueto: “El día que me quieras”, “Sus ojos se cerraron”, “Guitarra mía”, “Volver”, “Sol tropical” y “Suerte negra”. ¿Hasta dónde hubiesen llegado estos dos colosos del arte?

La cuarta película (quinta contando "Cazadores"), fue “Tango Bar”. Para esta producción fue contratado el gran actor argentino Enrique De Rosas, junto a quien estaban los miembros de “El día que me quieras”: Rosita Moreno, Tito Lusiardo y Manuel Pelufo, bajo la dirección de John Reinhardt.

La película está a la altura de “El día que me quieras”. Le Pera logró una buena línea argumental, con una trama sencilla pero interesante influenciada por el cine policial del cual el autor era experto crítico. Gardel se mostró mucho más suelto ante las cámaras (véase la escena de los perros en el camarote de Rosita Moreno)  y ya no es posible sostener si se hacen las comparaciones de rigor, aquella frase que muchos gastaron por que sí, sobre el rol de Gardel como un mal actor. El papel que hizo Le Pera para el cantor, lo muestra ya como un cabal actor de cine. ¿Sabrán los que detractan a Gardel como actor, que Vittorio Gasman, solía recordar que una de las mejores escenas del cine dramático era la de “Sus ojos se cerraron”?

Según documentación del coleccionista Fabio Cernuda, la Éxito produjo otra película con artistas estadounidenses para las carteleras de Broadway. También es altamente factible que la “Éxito” haya co-financiado con su socia Western Electric, unos cortometrajes de la suprema cancionista francesa Ninon Vallin en los días de 1934 en los cuales, Gardel estuvo en París.

2. LA GIRA FINAL JUNTO A CARLOS GARDEL

Antes de salir de Nueva York, en marzo de 1935, Gardel y Le Pera grabaron en la casa Víctor un disco de propaganda anunciando la gira por los países latinoamericanos, cuyo objetivo principal consistía en reforzar con la presencia del astro, la venta de las películas. En ese orden de ideas, y con desbordes de públicos en todos los países visitados, Le Pera viajó junto a Gardel en la gira final: Puerto Rico, Venezuela, Aruba, Curazao y Colombia fueron los sitios que los vieron, quedando pendientes los recorridos por Panamá, Cuba y México, debido al accidente de Medellín.

Por cartas que nos legara el coleccionista Carlos Fakih, sabemos que Le Pera no estaba conforme con su rol de autor de películas y que pensaba radicarse a mediano plazo en la China, para emprender tareas comerciales. (No sabemos si ligadas al cine, aunque sospechamos que sí). Pero a su vez, otros compromisos lo ataban al cantor por lo menos un año más. Tras la gira, debían volver a filmar dos películas en Nueva York (una de ellas se llamaría “Fui un ladrón”) y efectuar una gira por los países del Norte de África (casi todas colonias francesas) que demandaban las películas de Gardel con las traducciones de Le Pera.

El 24 de junio de 1935, el destino impidió que esta dupla señera siguiera dando los hermosos frutos de su gloriosa inspiración. Le Pera murió junto a Gardel, en tierras colombianas.

En el próximo apartado sobre Le Pera, haremos mención a su vida privada que en definitiva, tiene mucho que ver con el correlato de sus tangos.           

 

Actualizado ( Domingo, 15 de Abril de 2012 00:13 )  

Buscador

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy17
mod_vvisit_counterAyer134
mod_vvisit_counterEsta semana17
mod_vvisit_counterEste mes4058
mod_vvisit_counterTodos377759