investigaciontango.com

 
  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

ENRIQUE GONZÁLEZ TUÑÓN

E-mail Imprimir PDF

ENRIQUE GONZÁLEZ TUÑÓN Y EL TANGO

"La bohemia literaria de los años veinte"

Por Pablo Taboada 

Durante el siglo XX, el tango encerró en su fenómeno cultural, el despliegue de otras actividades literarias. El periodismo y la literatura plena contaron con hombres de tango y en contrapartida el tango también contó con los talentos de la escritura. El caso de los hermanos González Tuñón es un ejemplo tomado casi al azar de entre variadas plumas destacadas. Un mero listado a la ligera e incompleto podría citar a Borges, Ulises Petit de Murat, Joaquín Gómez Bas, José Ramón Luna, Blomberg, Pablo Suero, Nicolás Olivari, el Doctor Florencio Escardó (no confundir con el escritor teatral del siglo XIX), César Tiempo, Edmundo Guibourg, los Martínez Cuitiño, Scalabrini Ortiz, Macedonio Fernández, Nalé Roxlo, De la Púa, Leónidas Barletta y tantos más. Desde las filas del tango, desfilaron por la dramaturgia, la comedia, el cine, la prensa y la crítica inteligente y especializada: José González Castillo, José Ferreyra, José Antonio Saldías, Alberto Novión, Pascual Contursi, Alberto Vacarezza, Juan Andrés Caruso, Manzi y muchos otros, sin hablar de poetas de alcurnia urabos o camperos. 

Enrique González Tuñón, hermano de Raúl, nació el 10 de marzo de 1901 en Buenos Aires y falleció en la ciudad cordobesa de Cosquín, el 9 de mayo del año 1943. Desde el punto de vista histórico-literario no es correcto encasillarlo ni en Boedo ni en Florida (al decir de su hermano Raúl esa diferencia endilgada por terceros nunca fue verdaderamente clara), ya que estuvo ligado por influencias y amistades con gente de ambos “círculos”. Trabajó como periodista en “Crítica” y “Noticias gráficas” y en las famosas revistas literarias de la época “Proa” y “Martín Fierro”.

Fue también guionista de la gran etapa del “cine-tango”, y escribió argumentos y diálogos para la película de Carlos Schlieper “Mañana me suicido” (1942) protagonizada por Amanda Ledesma y Alberto Vila; y para “Pasión imposible” (1943) de Luis Bayón Herrera, con Hugo Del Carril, Sabina Olmos, Alicia Barrié y Eduardo Sandrini.

Los hermanos González Tuñón estuvieron también entrelazados con el tango. Raúl, oficiando de traductor en Europa para cintas de cine, trabajó en París y en Berlín con Alfredo Le Pera. También escribió algún tango, que comentaremos en el artículo dedicado a su obra.

El caso de Enrique como letrista es problemático. En principio porque es imposible determinar con exactitud la cantidad de tangos compuestos; y en otros casos, porque los escritores generalmente no recordaban la total producción de su faena artística. Conservo una carta de Raúl no recordando haber escrito letras de tango, cuando en realidad las hubo; pero con Enrique el tema es más complejo. Se le adjudicó en varias ediciones de época la letra del tango de Rafael Rossi, “Pal’ cambalache”, grabado por Gardel en 1929. Por error, alguna edición le adjudicó la obra a Raúl. Y en otras, a María Luisa Carnelli.

En otra carta, Raúl González Tuñón le contaba al investigador gardeliano, Orlando Del Greco, que María Luisa era “intima amiga de su hermano” y que éste había firmado la obra, pero que en verdad la letra era de Carnelli, que para el tango era Luis Mario, la famosa letrista con seudónimo varonil de “Cuando llora la milonga” y Linyera”. Lo que la prueba documental confirma, es que esa letra no la escribió Raúl, sino Enrique o su defecto María Luisa Carnelli. Como inclinación de su percepción, Raúl decía que posiblemente le letra la haya escrito Carnelli, pero nada es seguro a mi criterio.

Por otra parte, siempre alentó la lectura del primer libro de su hermano, bautizado justamente “Tango”, que data de 1926. Enrique González Tuñón tiene como escritor una notable producción sobre la cultura porteña con títulos cumbre no valorados en toda su dimensión como pueden ser “La rueda del molino mal pintado”, “El alma de las cosas inanimadas”, “Camas desde un peso”, “El tirano”, y “La calle de los sueños perdidos”, producción inmejorable que va desde fines de los años veinte, atraviesa los treinta y se encalla en la década del cuarenta. Pero “Tango”, su obra primogénita es la más ligada al porteñismo. No solamente por su título, sino por la temática de escenas y personajes.

El libro hace gala de la construcción del habla lunfarda un poco como corolario del lenguaje de la calle, pero también otro tanto por obra del ingenio y de la erudición del escritor.  No faltan en sus acuarelas y semblanzas, el puerto de La Boca, los marineros ingleses, los borrachos de amor, las prostitutas, la calle Pedro Mendoza (recordemos como en el tango que la gente llamaba así a la arteria y no Pedro de Mendoza), el engayolao, el guapo, la viejecita que espera en Villa Soldati.

Pero lo más directamente vinculado a nuestros tangos, lo da la excelente decisión del autor de dedicar en sus páginas, una especie de capítulo a los protagonistas de cada tango de moda. Quiero decir que allí, en la prosa cuentista de González Tuñón nos podemos topar nuevamente pero desde otro ángulo, con otras leyendas diferentes o complementarias de “Langosta” o “Esthercita” y con los personajes de “Sentimiento gaucho”, “Fea” o “Yo te bendigo”. Pero también se recobran las historias de “Tus besos fueron míos”, “Entra nomás”, “Viejo rincón”, “Copen la banca”, “Callecita de mi barrio”, “Corazón de arrabal”, “Sobre el pucho”; “Viejo amigo”, “Adiós para siempre” y varios símbolos tangueros más, anteriores a 1926.

El mejor aporte que podemos brindar para homenajear a Enrique González Tuñón y comprobar su cosmovisión literaria sobre el tango, es aconsejarle a los lectores que busquen el librito “Tango” (decimos librito por su pequeño tamaño y no por su imponente belleza que lo convierte en un librazo), en las librerías de usado. Seguramente si lo hallan, se probará una vez más que muchas cosas buenas y profundas, no valen tanto dinero como algunos creen todavía.  

PD: El libro tiene una semblanza prologal excelente, de Last Reason. Cronista de época que tiene mucho que ver con Gardel.        

Actualizado ( Domingo, 02 de Octubre de 2011 15:44 )  

Buscador

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy21
mod_vvisit_counterAyer185
mod_vvisit_counterEsta semana1260
mod_vvisit_counterEste mes5167
mod_vvisit_counterTodos378868